Lucrezia Marinelli

Esta escritora y defensora de los derechos de las mujeres nació en Venecia, en 1571. Fue una de las mujeres que integraron el pequeño grupo de mujeres que desde mediados del siglo XIV al XVI reivindicaron su acceso al saber, una vez que consiguieron adquirir conocimientos, refutaron, según el procedimiento humanístico, la tradición que consideraba a las mujeres inferiores. Es conocida por su tratado La nobleza y excelencia de las mujeres y los defectos y vicios de los hombres (1600), una obra que participa en la controversia literaria denominada la “querelle des femmes” sobre la situación de la mujer y su subordinación social.

Lucrezia Marinelli abordó con sus escritos muchos géneros. Sus obras abarcan desde los comentarios filosóficos sobre la poesía a las obras religiosas. Se inspiraba con frecuencia en una amplia variedad de fuentes, incluidas obras científicas y mitológicas. Escribió diversas obras de carácter espiritual, entre ellas vidas y gestas de los santos: san Francisco, santa Clara, santa Justina, santa Catalina y la Vita di Maria Vergine.

Como se ha comentado anteriormente, Lucrezia Marinelli cultivó distintos géneros, pero centró parte de su obra a defender a las mujeres en un momento histórico que tenían vetada la esfera pública. Escribió novelas, poemas o ensayos para ensalzar las virtudes femeninas y abogar por un mundo en el que las mujeres tuvieran acceso a las mismas actividades que los hombres.

Su obra más conocida apareció en 1601. De la nobleza y excelencia de las mujeres nace como respuesta a la obra de Giuseppe Passi, Los defectos de las mujeres. Igual que hiciera Christine de Pizán, al escribir su Ciudad de las damas como respuesta a una obra misógina, muchas otras mujeres publicaron sus alegatos feministas como respuesta a libros que denostaban y denigraban a las mujeres. Ese fue también el caso de la obra de Lucrezia Marinelli.

Los datos a partir de la lectura de sus escritos muestran un vasto bagaje cultural que comprende filosofía clásica, literatura latina, filosofía platónica renacentista, la literatura vulgar, desde Dante, Boccaccio y Petrarca hasta sus contemporáneos y la historia. 

Francesco Agostino della Chiesa la describió como «una mujer de gran elocuencia y conocimientos» y afirmó que «sería imposible sobrepasarla».

Cristofero Bronzino indicó que su prosa y poesía eran excepcionales, sus composiciones sacras eran muy buenas y era una gran experta en filosofía moral y natural. 

Secciones: portada