Las narrativas son una forma clave para construir significado y una herramienta poderosa para expresar y comprender experiencias subjetivas relacionadas con la vida y el envejecimiento. Este es el tema que abordan un equipo de investigación de Suecia en su estudio Stories under construction: Exploring meaning-making on a geriatric Ward, publicado hace unos meses en la revista “Journal of Ageing Studies”. 

Las personas ingresadas en centros de personas mayores, o lo que se conoce también como salas geriátricas, a menudo están expuestas a dilemas morales y situaciones que plantean preguntas existenciales y exigen la creación de sentido. Como ya ha mostrado muchísima literatura científica, las historias (o narrativas) son una de las formas principales de dar sentido a la experiencia humana y un medio para abordar y comprender los posibles significados de las acciones cotidianas. De la misma forma, las narrativas y la narración tienen un gran potencial para ayudar a cambiar la atención médica hacia una práctica más humana y centrada en la persona. Asimismo, se preguntan cómo se produce la creación de sentido a través de las historias a medida que acontecen situaciones cotidianas en un centro de personas mayores.

Desde esta perspectiva, comprender los procesos narrativos de creación de sentido en situaciones cotidianas de la atención médica puede aportar nuevas perspectivas sobre cómo el “enfoque de la atención centrada en la persona” (PCC por sus siglas en inglés: Person-Centred Care) podría traducirse y tener impactos positivos en la práctica médica y la atención de las personas mayores. Para abordar esta cuestión se realizó un estudio en una sala geriátrica para pacientes en un hospital de Estocolmo. El objetivo de esta sala es brindar atención médica especializada y rehabilitación a las personas mayores que dependen de otras personas para manejar su vida diaria o que tienen múltiples problemas de salud. A través de usar datos etnográficos, enfoques derivados de la teoría narrativa y una metodología interpretativa, el estudio explora cómo los procesos narrativos de creación de sentido se dan y se desarrollan en la práctica cotidiana en la sala geriátrica, enmarcados en términos de condiciones contextuales y atención centrada en la persona. 

Los resultados de la investigación apuntan a que el hecho de utilizar las historias derivadas de momentos de la cotidianidad en la atención a personas mayores en salas geriátricas pueden ser un recurso clave para mejorar la atención de estos usuarios y usuarias. También indican que las oportunidades para la construcción de sentido se pierden muchas veces por el hábito cultural de usar formas paradigmáticas de comunicación originalmente destinadas a transferir y organizar hechos. Observan los y las investigadoras que enfatizar las situaciones de cuidado más cotidianas como aquellas que tienen potencial para la creación conjunta de significados en asuntos de importancia para las personas involucradas visibiliza la necesidad de preguntarse qué actividades valorar al organizar la atención médica en la dirección del cuidado centrado en la persona (PCC). De forma más concreta, esto tiene implicaciones sobre cómo tratar las historias de pacientes que el PCC a menudo señala, ya que tales narrativas pueden expresarse y desarrollarse a través de acciones en relación con otras personas y no solo como respuestas verbales coherentes. 

Con todo, se apunta a que es necesario reconsiderar el valor de aquello que se sucede en la cotidianidad como un lugar donde pueden desarrollarse historias que den pie a la creación de sentido en las personas mayores. A partir de aquí, la necesidad de recuperar y dar más atención a las situaciones cotidianas que involucran tanto al personal médico y de atención sanitaria, como a los propios pacientes.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación