Pixabay

Un informe reciente de New View Strategies, una empresa de gestión empresarial, muestra que la desigualdad de género en la industria tecnológica sigue siendo un problema frecuente, y una de cada tres mujeres en el campo de la tecnología dice que experimentan prejuicios de género en su lugar de trabajo.

Después de encuestar a 1,000 mujeres que trabajan en la industria de la tecnología, el 38% de los participantes dice que se supone que los hombres son más capaces que las mujeres en su lugar de trabajo. El treinta y ocho por ciento de las encuestadas también dijo que planea dejar sus trabajos en los próximos dos años. Y casi la mitad de las mujeres encuestadas (46%) dicen que sus organizaciones no promueven activamente la igualdad de género en la contratación y la cultura de la empresa.

El sesgo de género puede manifestarse de muchas formas, pero las diferencias salariales son una de las más evidentes. El 43% de las encuestadas cree que existe una brecha salarial de género en su lugar de trabajo, pero solo el 24% de las mujeres ha hablado de la brecha salarial con sus compañeros de trabajo.

El informe también muestra que, aunque las condiciones para las mujeres en tecnología pueden parecer sombrías en términos de desigualdad de género, hay un inmenso margen de mejora. Según las mujeres encuestadas, solo el 13% dijo que su organización ofrece capacitación específicamente para mujeres, frente al 54% que cree que su empresa de tecnología debería ofrecer capacitación específica solo para mujeres. Muchos de los participantes de la encuesta creen que simplemente tener más mujeres en su equipo ayudaría a aumentar la moral en el lugar de trabajo.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación