En Egipto, casi un centenar de mujeres han jurado su cargo para ser juezas en el órgano judicial del país. Se considera un paso importante en cuanto consigue derribar la barrera que les impedía ocupar puestos que habían estado reservados solo para los hombres. Un cambio significativo que contribuirá a acabar con la prolongada discriminación institucional contra las mujeres en Egipto, quienes se han encontrado con el mensaje “nada de chicas” cuando trataban de acceder (ABCNews).

La mujeres en Egipto sufren discriminación cuando se proponen llegar a los tribunales, especialmente las recién licenciadas en Derecho. Es por este motivo que Mona Zulficar, abogada egipcia y activista de derechos humanos, lo considera un gran avance,  un sueño hecho realidad para las mujeres de Egipto y el mundo árabe. 

Zulficar señala que este importante hito, en parte, se debe a la aprobación del conjunto de enmiendas constitucionales aprobadas en 2014, elaboradas por un comité constituido por cincuenta personas del que formó parte, junto a cinco mujeres más. Uno de estos artículos defendía la igualdad entre mujeres y hombres en la vida civil y política, y hacía una mención especial al derecho de las mujeres a ser nombradas en los órganos judiciales. Ahora, el presidente Abdel  Fattah el-Siso las ha nombrado, guardando coherencia con la Constitución. 

Las mujeres y activistas aplauden la decisión, que la identifican como un logro conseguido gracias a la lucha de muchas mujeres y de generaciones anteriores, y del que se van a beneficiar las generaciones del futuro. Pues seguro que contribuye a que se abran nuevos horizontes, favoreciendo a que más mujeres sigan accediendo a una de las principales instituciones judiciales de Egipto. Un hito importante que, además, permitirá avanzar a Egipto en el ideal de justicia, gracias a incluir las voces de las mujeres.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación