Pixabay

Millones de adolescentes en Afganistán todavía esperan regresar a la escuela, mientras que los talibanes permitieron que l los niños asistieron a clases el mes pasado. Según informa Al Jazeera, la medida ha suscitado preocupaciones sobre el futuro de la educación de las niñas y las mujeres bajo los talibanes, quienes se comprometieron a garantizar la educación de mujeres y niñas cuando tomaron el poder por la fuerza en agosto. 

La exclusión de las niñas en este momento ha agravado los temores de que los talibanes puedan estar volviendo a su gobierno de línea dura de la década de 1990. Durante ese tiempo, a las mujeres y las niñas se les prohibió legalmente la educación y el empleo.

El Secretario General de la ONU critica las promesas incumplidas que los talibanes hicieron a las mujeres y las niñas y pide un cambio en este sentido. Al mismo tiempo que los diferentes organismos internacionales están trazando planes de desarrollo para la recuperación económica del país especialmente para cubrir suministros vitales, así como asumir los salarios del personal sanitario y docente, en un momento en que la economía de Afganistán está al borde del colapso, con la ayuda internacional cortada, el aumento de los precios de los alimentos y el aumento del desempleo.