Romper el silencio sobre la violencia de género en todos los ámbitos en los que pueda darse es una tarea urgente y necesaria. Mucha literatura científica avala la existencia de la violencia de género (VG) y de la violencia de género aisladora (VGA) en amplios contextos e instituciones diversas. 

Sin embargo, según afirman las autoras y los autores del artículo Breaking the Silence within Critical Pedagogy, existe un silencio casi absoluto sobre la VG y la VIG dentro del campo de la pedagogía crítica. Este silencio es especialmente importante que se rompa, considerando que, precisamente, la pretensión de la pedagogía crítica es la de influir en la educación de los niños y las niñas. 

La metodología usada en esta investigación es la metodología comunicativa, a través de la cual se han realizado entrevistas a 15 autores de pedagogía crítica y un grupo de discusión. La dimensión de género es clave en esta investigación, la mayoría de las listas de pedagogos críticos destacados incluyen sólo hombres blancos, la mayor parte de ellos de Norteamérica. 

En esta investigación hay 15 mujeres de las 21 personas entrevistadas y están representadas diversas opciones de género y también diferentes culturas. El artículo forma parte de un largo programa de investigación sobre violencia de género y presenta la primera evidencia sobre su existencia dentro de la pedagogía crítica. 

Los resultados de este artículo muestran claramente que, como en cualquier otra institución y ámbito social, dentro de la pedagogía crítica hay defensores de la violencia de género, quienes guardan un silencio culpable y personas acosadoras que hacen VG y/o VGA.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación