pixabay

Luis dice siempre que tiene oportunidad dice que no existen evidencias científicas y bulos, que hay quienes llaman evidencias científicas a lo que piensan ellos y bulos a lo que piensan los demás. También ataca a las víctimas de violencia de género (VG) y a quienes las apoyan. 

No siempre fue así. Antes le encantaban  las personas científicas que aportaban las evidencias científicas que mejoraban los resultados educativos y apoyaban a las víctimas de VG. Colaboraron y obtuvieron financiación para implementar las evidencias científicas, al día siguiente de lograrlo y después de las celebraciones conjuntas, Luis había cambiado por completo; decidió dedicar el dinero de la financiación a otras “necesidades”. 

Las personas científicas mencionadas decidieron apartarse y desde entonces para Luis todo vale con tal de justificar lo injustificable. No dudó en pasar de defender a atacar a las víctimas y a quienes las han apoyado. Sigue cuestionando las evidencias científicas que antes defendía para justificar haber dedicado a otras “cosas” la financiación que se había obtenido para esas evidencias.

El mismo feudalismo que atacaba a Galileo por su aportación de evidencias científicas era el que quería mantener la opresión sexual feudal. No es extraño que también ahora muchos de los que atacaban las evidencias científicas ataquen a las víctimas de VG.

Tags:
Secciones: _noticias portada