A causa de la pandemia de la COVID-19, en enero de 2021 la llegada de turistas se desplomó un 87% en todo el mundo, según informa BigThink. Por ello, y tras esta situación difícil, las empresas dedicadas al turismo deben buscar modos alternativos de interacción para turistas.

En este contexto, aunque hasta ahora el turismo virtual se había visto como futurista, es posible que se acabe popularizando. La Realidad Aumentada y La Realidad Virtual pueden jugar un papel clave en ese sentido, ya que pueden ofrecer experiencias interactivas desde cualquier lugar.

Ya hay ejemplos de este tipo de experiencias: submarinismo por la Gran Barrera de Coral, paracaidismo desde Burj Khalifa de Dubai, el edificio más alto del mundo o la visita a las Islas Feroe. Y todo lo podemos hacer desde nuestras casas.

Secciones: subportada