Los robots tienen cada vez más presencia y usos en el día a día, con una tecnología cada vez más avanzada que hace que faciliten muchas de nuestras tareas. Sin embargo, aún puede ser más eficaz la colaboración entre robots y existen investigaciones sobre cómo facilitarla y potenciarla. En concreto, un grupo de personas investigadoras del MIT ha diseñado un algoritmo que ayuda a grupos de robots a colaborar y cooperar.

Este método, el Distributed Local Search, consiste en mantener un equilibrio entre la cantidad de datos a recoger y la energía gastada para recogerlos, con el fin de eliminar maniobras ineficientes que solo sirven para adquirir una pequeña cantidad de información. Por ejemplo, en una misión de búsqueda y rescate de una persona perdida en el monte, el grupo de rescate puede enviar un grupo de robots para buscar en la zona con la ayuda de drones que recojan imágenes. Para orquestar este grupo y asegurar que no se duplica la información, el algoritmo creado por el equipo del MIT hace que los propios robots colaboren y negocien sobre qué información recoge cada uno con tal de no recoger información adicional no relevante. 

A diferencia de otros grupos de robots a los que se les mandan tareas para realizarlas de forma secuencial, este algoritmo permite que sean los propios robots quienes creen el plan para recoger la información necesaria de la manera más eficiente posible. 

Secciones: subportada