Americans for Democracy & Human Rights in Bahrain (ADHRB)

Arabia Saudí debe liberar inmediata e incondicionalmente a Samar Badawi, defensora de los derechos de la mujer, injustamente encarcelada en 2018.

Samar Badawi, destacada defensora de los derechos humanos y de los derechos de la mujer en Arabia Saudita, fue arrestada en 2018 por su activismo y continúa en la cárcel desde entonces. La activista saudita tiene un largo y distinguido historial de activismo por los derechos humanos. 

En primer lugar, es una de las pocas mujeres saudíes que ha desafiado abiertamente el sistema de tutela masculina en los tribunales, habiendo ganado un caso legal contra su padre en julio de 2010 después de que éste se negara a dejarla contraer matrimonio. Desde entonces, se ha convertido en una defensora pública de los activistas de derechos humanos encarcelados y de los derechos de las mujeres, y obtuvo el Premio Internacional a las Mujeres de Coraje otorgado  por la entonces Secretaria de Estado de los Estados Unidos Hillary Clinton y la Primera Dama Michelle Obama en 2012.

En 2018, Samar Badawi fue arrestada por su activismo en Arabia Saudí junto a otras 12 mujeres. Sin embargo, esta detención no es la primera vez que las autoridades saudíes intentan silenciar su activismo. En diciembre de 2014, funcionarios del Ministerio del Interior le impidieron subir a un avión para asistir al Foro de la UE sobre Derechos Humanos en Bruselas (Bélgica), informando de que se le había prohibido viajar. 

Esta prohibición se produjo probablemente en respuesta a su participación en el 27º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) en septiembre de 2014. Allí participó en un panel sobre las violaciones de los derechos humanos en el reino y realizó una intervención oral ante el Consejo pidiendo la liberación de los presos políticos saudíes. En un claro acto de intimidación, el embajador saudí ante el CDH interrumpió a Samar dos veces durante su presentación. Como reacción a la prohibición de viajar, el Parlamento Europeo mencionó el caso de Samar en una amplia resolución sobre la situación de los derechos humanos en Arabia Saudí. Tras este incidente, fue detenida de nuevo en 2016 por  su activismo en Twitter y posteriormente en 2018.

Samar Badawi continúa en la cárcel, en pésimas condiciones. De hecho,  Amnistía Internacional ha informado repetidamente de cómo las autoridades saudíes someten a las mujeres defensoras de los derechos humanos a torturas que incluyen descargas eléctricas, flagelaciones y agresiones sexuales. Además, Relatores Especiales de Naciones Unidas emitieron un comunicado dirigido a Arabia Saudita, expresando su gran preocupación por la detención, tortura, acoso sexual y malos tratos de las defensoras de derechos humanos. 

Esta situación revela una continua violación de los derechos humanos fundamentales por parte de Arabia Saudí. Samar Badawi debe ser liberada de inmediato, así como el resto de mujeres saudíes defensoras de los derechos humanos que continúan en la cárcel.

Secciones: subportada