Recientemente se ha detenido al grupo de delincuentes que robaron con violencia a una mujer de 67 años en Granada.  La investigación llevada a cabo por la guardia civil identificó que los delincuentes habían sido informados de  cómo llevar a cabo el robo porque una menor de la familia les avisó de donde vivía su familiar la cual disponía de dinero y joyas en su casa.

La menor les informó para después distribuirse el dinero, lo que sucedió es que una vez cometido el robo la abandonaron, según fuentes policiales. La violencia se ejerza por quien se ejerza debe ser rechazada socialmente, incluso dentro de las propias familias. La mujer finalmente pudo recuperar lo robado, y ante todo ya está a salvo.

Secciones: subportada