Desde la UNESCO se viene advirtiendo la acusada desigualdad de género en las tecnologías y en la enseñanza STEM, a pesar de los considerables esfuerzos que se han ido realizando en las últimas décadas para reducir esa brecha. De acuerdo con las cifras, tan solo el 2% de las chicas de 15 años, frente al 20% de los chicos, se plantean como expectativa trabajar en el sector de las TIC. Desde el informe Cracking the code: girls’ and women’s education in STEM (Descifrar las claves: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), se ha apuntado a los estereotipos y prejuicios de género como principales focos que comprometen y limitan las alternativas profesionales y formativas en este ámbito.

Ante esta evidente brecha, las Consejerías de Igualdad y de Educación de la Junta de Andalucía han ideado y promovido la realización de una docena de talleres de emprendimiento para alumnado de segundo ciclo de Educación Secundaria Obligatoria, Formación Profesional y Bachillerato, así como un ciclo de tres webinars acerca del fomento del emprendimiento, dirigidos a profesorado, y con perspectiva de género.

En cuanto a los talleres, se realizan en modalidad virtual, a partir de la plataforma Moodle, en horario lectivo, y se organizan en cuatro módulos, con casos prácticos, foro de debate y noticias, además de autoevaluaciones y un examen final. Desde todas estas actividades y formación teórica se busca tratar la idea de negocio, presentando experiencias de éxito de mujeres STEM y emprendedoras como referentes, mientras se trabaja en romper con estereotipos y roles de género en cuanto a la tipología de emprendimiento.

Por su parte, como objetivo de las acciones dirigidas al profesorado, se plantea desde la Consejería de Igualdad, “contribuir a incrementar la capacitación del profesorado para crear espacios inclusivos de aprendizaje en el aula, en los que el alumnado pueda desarrollar su potencial emprendedor, reflexionar sobre su perfil, motivaciones, fortalezas y debilidades, en relación a las oportunidades y amenazas ante el mercado laboral, desde un enfoque de género para facilitar la generación de ideas, desarrollar su potencial creativo y observar el entorno como fuente de oportunidades”.

Precisamente, desde la UNESCO se ha situado el énfasis en el papel de las escuelas para la superación de desigualdades de género en esta materia y en la necesidad de proveer de recursos de calidad y promover entornos de aprendizaje donde se socialice en la importancia y el interés para la participación de las niñas en la formación y profesionalización en este ámbito, que se prevé, con seguridad, como el empleo del futuro.

Secciones: portada