Un matrimonio de la localidad de Elda (Alicante) fue detenido ayer por la Polícia Nacional por presunto abuso sexual a almenos 83 clientas. Las víctimas, algunas de ellas menores, fueron abusadas, grabadas desnudas mientras recibían el tratamiento que habían contratado, como informa La Vanguardia.

Al matrimonio se les imputa diversos delitos entre los que se encuentra los de descubrimiento, revelación de secretos y de producción de pornografía infantil. Al hombre también se le imputa un delito de tendencia y distribución de pornografía infantil.

El equipo de agentes de seguridad encontraron más de 500 grabaciones que realizaban con cámara oculta mientras se las depilaba. La investigación se ha podido llevar a cabo gracias a la cooperación internacional en la lucha contra la explotación sexual de menores a través de las tecnologías de la información y la comunicación. 

Secciones: Noticias subportada