Ciendo de mujeres han denunciado haber sido sometidas a actos horribles de violencia sexual por parte de los soldados etíopes y eritreos aliados después de haber estallado luchas en la región noterte del país, según informan las personas sanitarias a Reuters

Algunas de las víctimas fueron mantenidas en cautiverio durante varios días o semanas según informó el responsable de salud pública de la administración interina nombrada por el gobierno en Tigray, Dr. Fasika Amdeselassie. A otras mujeres además de violarlas le introdujeron objetos en sus partes genitales.

Abiy Ahmed, el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, reconoció en un discurso ante el Parlamento el 23 de marzo que se estaban cometiendo “atrocidades violando a las mujeres” y prometió que los autores serían castigados. No obstante,  no identificó a los presuntos autores de los hechos. 

Las víctimas como su entorno cercano tienen miedo de hablar por miedo a las represalias. Los militares están en lugares estratégicos para vigilar como pueden ser los hospitales.

Secciones: subportada