La ingeniera mecánica Nora Al Matrooshi, de 27 años, fue seleccionada para ir a formarse como miembro del programa espacial de los Emiratos Árabes Unidos, en la promoción 2021 de la NASA, en Estados Unidos, después de superar un largo y duro proceso en el que participaron 4305 personas, 33% mujeres. Las pruebas evaluaron competencias científicas, educación y experiencia práctica, además de capacidades físicas, psicológicas y médicas, informó el Centro Espacial Mohammed Bin Rashid de Dubái (MBRSC). 

Con esta selección, Nora se transforma en la primera mujer de los EAU y, al mismo tiempo, en la primera mujer árabe en ser seleccionada para la formación de astronautas. La noticia fue dada a conocer oficialmente en Twitter por el jeque Mohamed bin Rashid, primer ministro de Emiratos Árabes Unidos (EAU), y celebrada por la NASA,  que le dio la bienvenida a la promoción 2021 en un tweet de respuesta.

Este nombramiento, junto con el de su compañero Mohammed al-Mulla, viene a reforzar el programa de astronautas de los EAU que desde ahora contará con un total de cuatro personas, en un momento en que el país del Golfo se expande rápidamente hacia el sector espacial para diversificar su economía. Forma también parte del equipo Hazza al-Mansouri, que se convirtió en el primer emiratí en el espacio en 2019 cuando voló a la Estación Espacial Internacional, reportó la Thomson Reuters Foundation 

Nora al-Matrooshi trabaja actualmente en la Compañía Nacional de Construcción de Petróleo de Abu Dhabi, donde fue vicepresidenta durante tres años del Consejo de Jóvenes de la empresa. “Su pasión por el espacio comenzó a una edad temprana, ya que disfrutaba yendo a eventos de observación de estrellas”, señaló el Centro Espacial Mohammed bin Rashid en un vídeo. 

Con el aumento de los miembros de su programa espacial, los EAU esperan reducir su dependencia del petróleo ampliando las posibilidades de desarrollo económico de la Unión, que ya cuenta con un logro al alcanzar la órbita del planeta Marte, la primera expedición interplanetaria del mundo árabe. 

La incorporación de Nora al programa espacial es sin duda un avance para la ciencia y la aeronáutica, y lo es también para miles de niñas y jóvenes que verán las estrellas y el universo con otros ojos.

Secciones: subportada