En las últimas semanas al menos unas 5.500 personas de Venezuela  cruzaron la la frontera entre Apure y Arauca, este último situado en Colombia. Relief ha informado que estas personas huyen de los violentos enfrentamientos entre el ejército venezolano y los grupos armados colombianos. 

Las mujeres y niñas que cruzan están en riesgo de sufrir violencia de género o abuso sexual mientras cruzan la zona fronteriza a Colombia.  Algunas de las personas que ha logrado llegar a Colombia a denunciado haber sufrido amenazas,  detenciones arbitrarias y bombardeos aéreos como el principal motivo de la huida. Ante esta situación el gobierno colombiano ha establecido servicios de socorro para personas recién llegadas; no obstante, los recursos son limitados y están muy sobrecargados.

La organización no gubernamental CARE trabaja en Colombia para brindar asistencia humanitaria a migrantes de Venezuela, especialmente se enfocan en ayudar a las mujeres migrantes y las comunidades de acogida, previniendo la violencia de género brindando acceso a servicios de salud reproductiva, asesoría legal y psicosocial y empoderando a las mujeres en las zonas fronterizas.

Secciones: subportada