Hoy se ha iniciado la tercera edición de CICFEM – Congreso Internacional de Ciencia, Feminismo y Masculinidades en formato online.  El inicio del congreso ha destacado la relevancia del avance científico, social y político de la superación del acoso sexual directo y de segundo orden como eje básico para lograr una sociedad más igualitaria y libre de violencia.

Tras las palabras de bienvenida en la inauguración con diferentes representantes institucionales tanto de la Generalitat Valenciana como de la Universitat de València y de la Politécnica de Valencia, la presidenta de Teresa Sordé Martí, presidenta de ACUFEM, Asociación Universitaria Ciencia, Feminismo y Masculinidades, anunció la publicación en la web del CICFEM de la Declaración contra el acoso sexual, la revictimización y el acoso sexual de segundo orden. Dicha declaración se hará llegar al Parlamento Europeo, y a los representantes de los gobiernos de los Estados miembros. Lograr una legislación europea e internacional sobre la superación del acoso sexual de segundo orden es un requisito básico para avanzar en la erradicación de la violencia machista.

Un ejemplo de ello ha sido la exposición de la Conferencia Inaugural “Logros históricos en la superación de la violencia de segundo orden” moderado por la profesora Mar Joanpere de la Universitat Rovira i Virgili, y las ponentes Montserrat Sánchez, subdirectora general de Lluita contra la Violència Masclista de la Generalitat de Catalunya, y Lídia Puigvert, Profesora de la Universitat de Barcelona y affiliated member en el Centre for Community, Gender, and Social Justice de Cambridge University.

Montserrat Sánchez expuso el ejemplo del parlamento catalán en la aprobación unánime de las modificaciones de la Llei Catalana contra la Violència Masclista Llei 5/2008, donde de una forma histórica y pionera en el ámbito internacional se ha incluido el concepto de violencia de segundo orden en el artículo 4:  consiste en la violencia física o psicológica, las represalias, humillaciones y la persecución ejercidas contra las personas que apoyan a las víctimas de violencia machista. Incluye los actos que impiden la prevención, la detección, la atención y la recuperación de las mujeres en situación de violencia machista.

Posteriormente, Lídia Puigvert, realizó una exposición brillante sobre el acoso sexual de segundo orden bajo el título “SOSH -Evidencias científicas de impacto social: requisito para superar el acoso sexual”.  Según las evidencias científicas expuestas por Puigvert no afrontar el acoso sexual de segundo orden es no afrontar el acoso sexual, sin proteger a quien protege a las víctimas sitúa en mayor vulnerabilidad a las víctimas de acoso sexual, y a su vez, sin tener este apoyo de upstanders, las víctimas no pueden pasar a  supervivientes, resaltando como las investigaciones que generan impacto social se basan también en un modelo de co-creación con víctimas que principalmente se han convertido en supervivientes. Se añadió, como la única variable es si se está a favor o en contra del acoso sexual directo y de segundo orden, además de asumir el hecho que no por escribir de género, ser especialista en ello o pertenecer a una comisión de igualdad no garantiza que no se ejerza acoso sexual de segundo orden, lo que lo garantiza es la valentía para actuar en todo momento de acuerdo con lo que se dice y lo que se escribe. Y por tanto solo las evidencias científicas de impacto social con las voces plurales de las víctimas superan el SOSH, y por tanto el acoso sexual.

Más de 360 participantes de 14 países y 41 universidades diferentes partes del mundo seguirán debatiendo durante el fin de semana, y avanzar en el debate científico relacionado con el feminismo y masculinidades. Se puede seguir a través del hashtag #CICFEM2021.

Secciones: _noticias portada