Portada del informe de Onu Mujeres "Apoyo a la igualdad de género: Lecciones de la experiencia de Estados Unidos en Afganistán"

Desde 2002  tres administraciones y del Congreso de Estados Unidos  se han esforzado en mejorar la situación de los derechos de las mujeres y las niñas en Afganistán.

El Special Inspector General for Afghanistan Reconstruction (SIGAR) halló que durante m18 años el Departamento de Estado, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Departamento de Defensa (DOD) desembolsaron alrededor de 787,4 millones de dólares para programas en la mejora de la calidad de vida de las mujeres y niñas afganas en las áreas de salud, educación, participación política, acceso a la justicia y participación económica, según relief. Esta cantidad subestima la inversión total de Estados Unidos en mujeres y niñas, ya que cientos de proyectos adicionales del país incluían un componente de género sin cuantificar.

Las mujeres afganas han realizado grandes avances en estos años, por ejemplo han aumentado el acceso a la atención sanitaria, y algunas de ellas trabajan como legisladoras, juezas, profesoras, trabajadoras sanitarias, funcionarias, periodistas y líderes empresariales. Además más de 3,5 millones de niñas están matriculadas en el sistema educativo. Asimismo las mujeres  y sus derechos están más protegidas en el marco jurídico. 

Ahora ONU Mujeres con la finalidad de que se visualicen estas mejoras ha publicado el informe “Apoyo a la igualdad de género: Lecciones de la experiencia de Estados Unidos en Afganistán”  el cual se puede descargar desde su página web.

Secciones: subportada