Twitter//@AustralianOpen

La final de tenis femenino del Open de Australia se disputó ayer, una final de calidad entre la norteamericana Brady y la japonesa Osaka.  

Osaka ganó el partido 6-4 y 6-3, en 1h 17m. La tenista japonesa es el cuarto slam que gana, y cada vez su trayectoria se va consolidando dentro del ámbito del tenis profesional, configurándose como una de las jugadoras estrellas, con tan solo 23 años.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación