Edina Alves, brasileña de 41 años, ha pasado a la historia del fútbol tras ser la primera árbitra que dirige un partido en un Mundial masculino de Clubes. La brasileña fue seleccionada por la FIFA para arbitrar el 11 de febrero el partido entre el Ulsan Hyundai de Corea del Sur  y el Al Duhail de Qatar en el Mundial de Clubes Qatar 2020. 

El jueves anterior ya debutó como cuarto árbitro en el partido de los Tigres de México y el Ulsan Hyundai de Corea del Sur, en el que  la brasileña Neuza Back y la argentina Mariana de Almeida intervinieron como árbitros asistentes.

Secciones: subportada