Movimientos como el #metoo están contribuyendo a romper el silencio sobre el acoso sexual en diferentes ámbitos e instituciones, y el cine es uno de ellos. Como respuesta a las denuncias que cada vez más mujeres están poniendo y a los relatos que se están compartiendo en los últimos años sobre el acoso sexual que muchas mujeres sufren en el mundo del cine, la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) está planteando y estudiando la posibilidad de incluir cláusulas específicas contra el acoso sexual en los contratos laborales.

Según Europa Press, CIMA recientemente ha querido mostrar su apoyo “a todas las mujeres que se sientan acosadas y que sientan que se vulneran sus derechos” debido a que mujeres del sector del cine han denunciado situaciones de acoso en los últimos días. Siendo conscientes de lo difícil que es denunciar el acoso sexual, CIMA busca la colaboración y actuación de todos y todas los que trabajan en el sector para no permitir que ocurra ninguna situación más de acoso.

El planteamiento de estas posibles cláusulas contra el acoso sexual en los contratos laborales sigue la estela de otras decisiones similares que en los últimos años están dando pasos hacia la eliminación del acoso sexual en el cine. Entre otras, la segunda entrega de Wonder Woman, estrenada recientemente, fue la primera película en implementar las Guías Contra el Acoso Sexual de la Producers Guild of America. Con este tipo de actuaciones, seguimos avanzando hacia un cine y una sociedad libres de acoso sexual.