La atleta olímpica Sofía Bekatorou ha hecho públicas sus acusaciones de abusos sexuales, lo que ha provocado la movilización de #MeToo en Grecia y se espera que puedan salir a la luz más casos de incestos, como cuenta Digital Journal. 

Sofía Bekatorou (43 años) declaró este pasado enero que  tenía 21 años cuando fue objeto de acoso y abuso sexual por parte de un miembro de la federación griega de vela. Las experiencias provocadas por traumas sexuales en el deporte, en el arte y en el mundo académico se han ampliado estas semanas. Unas historias que puede ser que se hayan ocultado durante mucho tiempo.

Secciones: subportada