Florina Gogos, una joven de 19 años que era prostituida en un camino de Albal, junto a la pista de Silla (Valencia), fue encontrada por un cazador, en un canal con escasa agua a 600 metros de donde se subió a un coche que ahora busca la guardia civil, según informa El Levante

Florina desapareció el 8 de enero tras subirse a un coche blanco y, por el momento, a falta de los resultados de la autopsia, todo indica que fue asesinada. Una amiga suya fue quien puso la denuncia de su desaparición acudiendo al cuartel de Alfafar el sábado 9 de enero para informar que no había regresado a casa y que creía que algo malo le había pasado.  

En un principio, salvo que los forenses daten la muerte en otro momento, parece que Florina fue asesinada esa misma tarde del 8 de enero y arrojada a la acequia. 

La legalización o la abolición de la prostitución sigue en el debate feminista, sin embargo es evidente que quienes se ven expuestas a una esclavitud que las lleva a vivir cada día entre la vida y la muerte, además de los abusos que tienen que sufrir, no lo hacen de forma libre ni elegida ni pueden nunca disfrutar de esta esclavitud. Sabemos que un alto porcentaje de mujeres se encuentran en una posición de vulnerabilidad que las convierte en carne de cañón para los proxenetas, como se exponía en este artículo de este Diario. 

Ya hay investigaciones que analizan temas como el consentimiento, la coerción y la culpabilidad interrelacionados con la prostitución. En concreto esta investigación que se publicó en este diario relaciona la trata con la prostitución demostrando que son dos realidades inseparables como ya reconoció Naciones Unidas en 2006. 

El feminismo debería estar del lado de las víctimas siempre y en contra de los que ejercen la violencia, en este caso, los puteros. La prostitución es un drama que viven millones de mujeres en el mundo y es la esclavitud del siglo XXI. No dejaremos de luchar para acabar con esta violencia que atenta contra los derechos humanos.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Secciones: subportada

Deja una respuesta