La Plataforma d’Infància de Catalunya (Pincat), miembro de la mesa de entidades del Tercer Sector de Catalunya presentaba este pasado jueves en un acto virtual el estudio sobre la infancia y adolescencia “Análisis del estado actual de la garantía de derechos en Cataluña. En este acto han advertido de la necesidad de políticas que garanticen los derechos de la infancia y adolescencia vulnerables, como son la infancia y adolescencia con discapacidad, los hijos e hijas de familias en riesgo de exclusión social y los y las menores migrantes no acompañadas, según informa Europapress. 

El estudio se realizó previamente a la situación que ha comportado la pandemia por COVID-19, aunque recoge la valoración de las entidades, que apuntan un empeoramiento de la situación en la actualidad. Ana Sunyer, coordinadora de Pincat, destaca las deficiencias que no están garantizando los derechos de la infancia  más vulnerable a partir de datos que visibilizan esta realidad. Entre ellos, que la pobreza infantil afecta a una criatura de cada tres, cifra que se ha agravado en la situación actual. Alerta de que en estos casos las entidades sociales que atienden a la infancia no están siendo exitosas en al menos el 30% de los casos al no conseguir combatir el abandono escolar prematuro. Un aspecto clave, si sabemos que el éxito escolar es uno de los factores que determina la superación de la pobreza. 

Por otro lado, también señala problemas de salud: el 18% de las criaturas muestra infrapeso y el 13% tiene problemas de salud mental. Una realidad que hace ver que no solo son necesarias medidas que aseguren romper con el círculo de la pobreza, sino que también garanticen un futuro digno a la infancia en riesgo. 

Cada día somos más las personas que estamos sensibilizadas con la importancia de asegurar que toda la infancia sin excepción tenga asegurados sus derechos, porque son el futuro y, además, el futuro les pertenece. Y cada día somos más personas que tenemos claro que solo hay posibilidad de garantizar los derechos de la infancia si aseguramos una educación basada en evidencias científicas a todos los niños y niñas,  también a la infancia vulnerable. Solo así podemos garantizar una vida digna y saludable a toda la infancia y sobre todo a quien más lo necesita.

Secciones: subportada