El pasado mes de diciembre, las redes se hicieron eco de una iniciativa que lanzaron de manera personal dos mujeres desde Japón. Su objetivo es visibilizar diferentes situaciones en las que las mujeres suelen sufrir agresiones sexuales y, sobre todo, hacer ver que el posicionamiento activo de un testigo puede ayudar mucho a la víctima e incluso impedir que lleguen a ocurrir dichos ataques. 

Shiori Onuki, matrona y sexóloga, y la escritora Artesia crearon y publicaron, el 11 de octubre (Día Internacional de las Niñas, ONU), el vídeo que se visualizría más de 2 millones de veces en Twitter en los cinco primeros días. Desde entonces, acumula más de 100.000 reproducciones también en YouTube y su versión con subtítulos en inglés supera las 80.000. El impacto se ha hecho ver en forma de comentarios online de mujeres que corroboran esta inaceptable realidad, de hombres que dicen no haber sido conscientes hasta ahora, de profesoras universitarias que piden permiso para usar el vídeo en sus clases y, sobre todo, de un gran número de personas que piden que este tipo de material sea televisado para todo el país, como ya se hizo, por ejemplo, en Canadá

El vídeo de Onuki y Artesia pone ejemplos muy clarificantes de cómo una agresión, un acto de violencia o de acoso puede ocurrir ante nuestros ojos en el día a día. En muchas ocasiones está normalizado y no se le presta atención; en otras ocasiones, la falta de seguridad y de valentía hace que los testigos miren a otro lado. Pero también deja claro que el posicionamiento activo del testigo, lo que en la literatura científica se denomina bystander intervention, puede evitar la agresión y ayudar a las víctimas en cualquiera de los casos. Diario Feminista ya ha recogido anteriormente evidencias sobre el impacto del posicionamiento activo de los testigos ante la violencia. 

Para las NAM (nuevas masculinidades alternativas), dicho posicionamiento es indispensable para la superación de la violencia contra las mujeres. Somos muchos los hombres que no queremos mirar hacia otro lado, sino actuar en nuestro día a día para que podamos conseguir una sociedad que rechace firmemente la violencia sexual.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Tags:
Secciones: subportada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =