Este medio ya ha recogido evidencias sobre  la 7ª edición del 2018 o la 8ª edición del 2019 del Congreso Internacional Multidisciplinar de Investigación Educativa, la transformación que suponen, las barreras que se superan y el generalizado bienestar entre más de 700 participantes desde todos los rincones del mundo que acuden para intercambiar las más recientes evidencias educativas de sus investigaciones. Además, este congreso, que tiene por objetivo la mejora social desde la educación, se posiciona claramente en contra de cualquier tipo de violencia en base a sus principios éticos

En el artículo Overcoming feudal constraints on educational research in Spain: the impact of the CIMIE conference, las investigadoras analizan el impacto que ha tenido CIMIE en un periodo de cuatro años, desde su inicio, en 2012, hasta 2016. El enfoque de la investigación ha sido estudiar cómo este congreso ha superado las limitaciones encontradas en la literatura científica sobre el sistema feudal en el que se encuentra la educación (organizaciones jerárquicas, relaciones de poder, acoso sexual de profesorado senior al novel, etc.) y cómo se pueden generar nuevas maneras de llevar a cabo la investigación educativa superando ese feudalismo. 

Para ello, el equipo investigador ha buscado respuestas a dos preguntas: 1) ¿Qué tipo de relaciones están construyendo los y las participantes de CIMIE y qué implicaciones tienen esas relaciones con respecto a las relaciones de poder del modelo universitario feudal?, y 2) ¿Existe alguna correlación entre la participación en CIMIE y nuevas formas de entender la investigación educativa?

Los resultados son claros. El impacto generado por CIMIE ha determinado, 1) que surjan relaciones igualitarias y redes de solidaridad, como, por ejemplo, durante las asambleas, una impresionante red de voluntariado para la organización antes y durante el congreso, la transparencia en el proceso científico y el peer review; y 2) repensar la ciencia desde abajo como, por ejemplo, que las mesas de discusión se compongan de profesorado senior y profesorado novel, junto a estudiantes, todos y todas entablando diálogos igualitarios sobre la mejora de la educación.

Este tipo de espacios basados en libertad y solidaridad, que denuncian abiertamente la violencia y se suman a la excelencia educativa, mejoran la ciencia y superan el antiguo criterio según el cual la verdad se debe basar en criterios de autoridad.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación