Nothing About Us Without Us [Nada sobre nosotras sin nosotras] es un llamado de ONU Mujeres, junto con el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la mujer y el Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad. En él instan a entidades sociales, educativas y sanitarias, a gobiernos y a todas las personas en general, para crear conciencia de que la igualdad y la libertad sexual para las mujeres y las niñas con discapacidad dependen de que incluyamos sus voces en el liderazgo feminista para terminar con la violencia sexual que atenta a niñas y mujeres en general.

Todavía en muchos países la violación o agresión sexual de una niña o una mujer con discapacidad no se ve desde el punto de vista de la doble discriminación a la que se enfrentan, como mujeres y como personas con discapacidad. Esta doble discriminación no se reconoce tampoco en diferentes ámbitos como pueden ser la prevención, la intervención e incluso desde la detección y atención a las víctimas, siendo así  que en muchos casos estas niñas y mujeres pueden tener dificultades en la capacidad comunicativa.

Desgraciadamente la pandemia ha puesto de relieve la gran invisibilidad de las mujeres y niñas con discapacidad. El pasado mes de septiembre, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en su evaluación semestral desde el inicio de la pandemia covid-19, reafirmó la importancia de actuar contra la violencia sexual en las niñas y mujeres con discapacidad. Éstas emergen como las más afectadas debido a una mayor falta de acceso a la información y a los servicios de apoyo durante la crisis. Continúa existiendo una falta alarmante de acceso a servicios de apoyo social y estructural para niñas y mujeres con discapacidad en riesgo y víctimas de violencia sexual.

En este sentido, avanzan los estudios y actuaciones que dan voz protagonista a las niñas y mujeres con discapacidad para hacer frente al acoso sexual y realizar un cambio cultural que ponga fin a su estigmatización. Estigmatización que impacta en el rechazo a las chicas con discapacidades cuando expresan su sufrimiento sobre el abuso sexual haciéndolas inauditas. Es por esto, que es importante desarrollar instrumentos de detección de abuso sensibles a la discapacidad.

La investigación sobre la importancia de que ellas tengan espacios para el diálogo sobre estos temas y las causas que los provocan están creciendo. Una de las claves está siendo el impacto de las organizaciones de la sociedad civil como herramienta para la inclusión de sus voces, de modo que se asegure la participación de mujeres y niñas con discapacidad para transformar los servicios de apoyo, rehabilitación y recuperación en sus comunidades. También los estudios desde la salud están avanzando en esta dirección para detectar y ofrecer una respuesta más rápida, efectiva y justa a las niñas y mujeres ante posibles casos de violencia sexual, sin que sus voces sean vulneradas y superando las posibles barreras comunicativas.

Del mismo modo, en el campo de la educación, las chicas con discapacidad frecuentemente han sido excluidas del debate sobre los abusos y el acoso sexual. En la actualidad, una actuación de éxito que está ofreciendo espacios de voz y libertad también para las chicas con discapacidad en los entornos educativos están siendo las tertulias feministas dialógicas. Estas tertulias están aportando elementos esenciales a la hora de empoderar a las chicas con discapacidad. Por un lado, les posibilitan el acceso a las evidencias científicas sobre cómo identificar relaciones con abuso sexual, sobre la elección de relaciones libres e igualitarias, sobre el amor, la amistad y cómo protegen de la violencia de género, etc. Por otro lado, les permiten la creación de redes de solidaridad, espacios seguros y de ilusión que impulsan el sueño de relaciones llenas de sentido y libres de todo tipo de violencia.

Si quieres, puedes escribir tu aportación