Entrevista a una de las componentes de la red solidaria @atuquethafet_ formada por alumnas, exalumnas y familiares que ha denunciado un presunto caso de acoso por parte de un profesor durante más de una década en el INS Castellar.

¿Cuál es el contexto de partida?

Desde hace muchos años que hay alumnas en el instituto que han sido acosadas por este profesor, con comentarios, tocamientos, entrar en los vestuarios, etc. ha habido varias quejas al profesorado o al mismo equipo directivo, pero no se ha movido ni un dedo entonces en febrero de este año apareció en el instituto una pintada que decía el nombre del profesor y decía que era un acosador. Pero tampoco se hizo nada y simplemente el ayuntamiento lo tapó. A las diez de la mañana ya estaba tapado y no hubo ninguna reacción ni nada por parte del ayuntamiento ni del instituto. El domingo pasado un grupo decidimos que queríamos dar voz a estas chicas y de forma anónima publicar sus testimonios. Así creamos la página de instagram y a partir de aquí empezamos a recibir muchos, muchos testimonios, sobre todo de chicas que lo habían sufrido en primera persona, chicas que habían visto como este profesor decía o tocaba cosas que no tocaban, o chicos también de clase. Entonces el miércoles nos mandaron un mensaje desde un grupo de alumnos diciendo que querían convocar una sentada en el instituto para pedir que apartasen este profesor de las clases. El jueves se hizo la sentada, éramos más de cien personas, es algo que nunca había pasado en el pueblo, es muy pequeño. Había familias, alumnas, exalumnas, amigos. Fue super heavy. Después se empapeló el instituto con frases de testimonio que habíamos colgado en insta u otros y frases pidiendo que lo apartaran. Leímos un manifiesto que habíamos escrito pidiendo la expulsión del profesor y que se hiciera un protocolo para estos casos. Y que hubiera alguien de la Generalitat o del Ayuntamiento o del instituto que revisara si este protocolo se estaba cumpliendo.

¿Qué resistencias os habéis encontrado hasta ahora?

La primera supongo que es el instituto. Sabe mal decirlo porque todo el mundo sabía lo que estaba haciendo este profesor. Y yo he visto compañeras mías como se iban a quejar al profesorado, al equipo directivo y nunca se ha hecho nada. Ahora el instituto se está empezando a lavar las manos de que ellos no sabían nada y esto es mentira. Están diciendo que lo que estamos haciendo no es lícito. También hay muchos chicos que en Instagram nos han cuestionado diciendo “que es un profe de la hostia, que es genial…”. Sobre todo, esto y el ayuntamiento también se las ha dado de que han hecho las cosas super bien y no es así. Pero por otro lado todo el mundo ha colaborado un montón con nosotras y estamos muy contentas con lo que está pasando ahora mismo.

¿Quién participa del movimiento? Por lo que comentáis no son solo las víctimas, ¿no?

Exacto, es muy guay porque hay gente que lo ha sufrido, otras que no. Hay amigas y familiares que están muy puestos, alumnas y exalumnas.

¿Por qué pensáis que ha sido ahora que se ha roto el silencio sobre el tema?

Creo que fue el cúmulo de que con la pintada nadie dijera nada y pensar que no nos escuchan y no hay forma y lo tienen en la cara y no nos están escuchando. Y hablando y hablando surgió esta idea y pensamos que teníamos que pararlo ya.

¿Qué diríais a otras chicas que puedan encontrarse en esta misma situación en otros institutos?

Estamos super contentas porque se ha abierto ya una cuenta en Sabadell y otra en Moià, que han empezado a hacerlo inspiradas con lo que estábamos haciendo. Por otro lado, si alguna persona se encuentra en esta situación sobre todo decirle que no está sola, que lo comunique a las compañeras, a su familia, que no tenga miedo. Si que es verdad que genera mucho miedo, se trata de una persona que tiene un poder sobre ti y te puede perjudicar en la nota, por ejemplo. Les diría que confíen en las personas que tienen al lado de verdad e intenten visibilizarlo todo lo posible. Que busquen todo el apoyo y que no se callen y que sean muy valientes.

Ante los hechos de los últimos días, ¿cuál ha sido la respuesta de la institución?

La respuesta del instituto fue un poco lavarse las manos. Sí que dijeron que no estaban para nada de acuerdo con las agresiones machistas de este hombre, pero si que decían que no tenían ninguna constancia formal, cuando sabemos y conocemos gente que se ha ido a quejar al instituto. Inhabilitaron al profesor el mismo día de la sentada, el jueves el profesor ya no estaba ejerciendo. El ayuntamiento ha ofrecido apoyo psicológico, no legal. Pero el instituto afirmaba que habían actuado desde la primera vez que se tenía constancia. Nosotras tenemos testimonios de más de quince años, de gente que ha dicho “yo he hablado con tal profesor”, es un poco dudoso lo que dicen en el instituto.   

 ¿Cuáles son los próximos pasos?

¡Ojalá se pudiera denunciar! Es tener las cosas claras, da miedo denunciar una cosa así. Es animar a la gente a que alce la voz, a que nos sigan pasando testimonios. Hasta que esta persona no se le diga “no te puedes volver a acercar a niñas” no vamos a descansar. Lo mejor por ahora es ver que hay gente que se ha inspirado en esto para sacar a la luz otros casos.

En la universidad hay una red solidaria de víctimas que desde hace años esta denunciando casos de acoso por parte de profesores, ¿lo conocías?

No sé si alguna lo conocía, pero si han alzado la voz también contra una cosa así les deseamos toda la fuerza del mundo y mucha suerte.

Secciones: subportada