A principios de abril, la página de Facebook del Ministerio de Sanidad fue atacada por miles de bots  que reaccionaban con “Me gusta” o “Me divierte” a vídeos e información publicada sobre la pandemia de la COVID-19. Los perfiles identificados tenían solamente fotos de chicas de aproximadamente 20 años, que se asemejaban a las imágenes de redes de citas.

En su momento, la oposición lo denunció como una estrategia del gobierno para favorecer la opinión pública, asimismo el gobierno lo señaló como un ataque de “falsa bandera”. No obstante, fue el equipo de redes del Ejecutivo quien denunció los hechos. Ahora, la investigación llevada a cabo por la científica de datos Sophie Zhang, extrabajadora de Facebook, ha confirmado que estos perfiles corresponden a una gigantesca red “de cuentas de baja calidad” que encajan en el patrón de estafas sexuales. 

Este tipo de ataques de la red no se reducen solamente a España, sino que ha actuado en objetivos similares por todo el mundo, según detalla el informe elaborado por Zhang y su equipo. De hecho, comenzaron a investigar a raíz del boicot al Ministerio de Sanidad para descubrir el origen de los cientos de cuentas fraudulentas y así descubrieron que esa “manipulación coordinada”  era tan sólo una pequeña parte de una red que operaba internacionalmente.

De este modo, el memorando de Zhang no se centra sólo en los ataques a España, sino que revela cómo decenas de operaciones de manipulación han afectado a países de todo el mundo, en unas ocasiones a favor de los gobiernos, en otras, para desgastar su credibilidad.

Recogiendo todos los hechos, cabe destacar la valentía y la tenacidad de Shopie Zhang, que fue despedida este mes de la red social, y en su último día envió un memorando a Facebook denunciando la situación que había atravesado en su trabajo allí, según informa elDiario.es

Así, su investigación y las decisiones que ha tenido que tomar relacionadas con ella han tenido un gran impacto ya que ha desactivado millones de cuentas en todo el mundo que manipulaban la opinión pública. Un gran trabajo de una mujer científica decidida a luchar por la veracidad.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación