Desde el lanzamiento de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) se han generalizado los debates y ha proliferado gran cantidad de información en diferentes medios de comunicación y redes sociales, con argumentos a favor y en contra. Sin embargo, los argumentos vertidos no siempre están basados en evidencias científicas. Hoy en día, como nunca antes en la historia de la humanidad, la ciudadanía puede acceder a una cantidad ingente de información. El acceso universal a la información es un objetivo mundial reconocido por Naciones Unidas. Para poder acceder a la información y al conocimiento no solo es necesario disponer de medios tecnológicos sino saber seleccionar las fuentes de información. Las desigualdades sociales y la brecha digital dificultan el acceso al conocimiento científico y, por tanto, impiden a la ciudadanía beneficiarse del acceso a este conocimiento.

La investigación The Debate About the Human Papilloma Virus Vaccine: The Impact of an Evidence-Based Communicative Method on Increasing Free Choice, muestra que cuando las mujeres jóvenes tienen acceso al conocimiento científico, debaten e interactúan en base a evidencias a través de un diálogo igualitario y abierto que repercute positivamente en su salud.

En el estudio se implementaron varias técnicas de investigación comunicativas manteniendo diferentes diálogos con un grupo de mujeres de entre 18 y 25 años, estudiantes de un ciclo superior de Formación Profesional. Durante el proceso, la investigadora mostraba las evidencias científicas sobre el virus del papiloma humano, la vacuna y la relación del virus con el cáncer de cuello uterino, e iba dialogando con las participantes. Lo importante no era únicamente favorecer el acceso a las evidencias, sino la manera en que estas eran presentadas, analizadas y dialogadas, siguiendo la metodología comunicativa para favorecer el impacto social de la investigación.

Este enfoque comunicativo aumentó el conocimiento científico de las participantes, las oportunidades para informarse, poniendo además en valor la importancia de acceder a las evidencias. Por último, el conocimiento adquirido en base a las evidencias y al diálogo se extendió a partir de las interacciones que las participantes tuvieron con otras amigas y grupos sociales lo que incrementó su impacto social.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación