Wikibioage

Este lunes, la Asociación Nacional de Jugadoras de Baloncesto Femenino de Estados Unidos (W.N.B.A., por sus siglas en inglés) anunció, junto a su sindicato, W.N.B.P.A., que esta nueva temporada estará dedicada a la justicia social en honor de movimiento social “Black Lives Matters”. Es algo que no ha resultado controvertido o novedoso ya que varias de sus jugadoras han tenido una implicación muy activa en movimientos sociales de Estados Unidos, lo que se ha visto más acentuado desde el asesinato de George Floyd en mayo. 

 

Según el plan aprobado, se permitirá que sus jugadoras usen camisetas de calentamiento con las palabras “Black Lives Matters” y “Di su nombre”, en referencia al movimiento y a visibilizar a las mujeres negras que han muerto víctimas de la intervenciones policiales o presunta violencia. “Black Lives Matters” también se mostrará de manera destacada en las canchas durante los partidos cuando la competición se reanude este mes en Florida.

 

La iniciativa tiene la intención de amplificar las voces y el liderazgo de la jugadoras de la WNBA. Además pretende conectar mejor a las jugadoras entre sí y con sus comunidades. Para ello, la WNBA tiene previsto formar un Consejo de Justicia Social que será liderado por las jugadoras Layshia Clarendon, Sydney Colson, Breanna Stewart, Tierra Ruffin-Pratt, A’ja Wilson y Satou Sabally, entre otras. Así mismo, el consejo dispondrá de asesoramiento de la fundadora de Black Futures Lab, activista política y cofundadora de Black Lives Matter, de Alicia Garza, Carolyn DeWitt, CEO de Rock the Vote, y  Beverly Bond, la fundadora y CEO de BLACK GIRLS ROCK!

La misión del Consejo de Justicia Social es ser una fuerza impulsora de diálogos necesarios y continuos sobre raza, derechos de voto, defensa de LGBTQ + y control de armas, entre otros asuntos sociales importantes. Por ello, creará espacios de debate comunitarios, mesas redondas virtuales, podcast producidos por jugadoras y otras actividades enfocadas a la reflexión sobre la desigualdad, el sesgo implícito y el presunto racismo existente en las comunidades en los grupos étnicos minoritarios. 

La WNBA., junto con la WNBPA como liga deportiva de Estados Unidos más antigua de mujeres y primer sindicato de mujeres atletas profesionales, presentan la plataforma como un compromiso audaz y sin precedentes para promover la justicia social. Como anuncian, con sus más de 140 voces quieren, juntas, ser poderosas e impulsar un cambio con impacto que consiga conectar con “nuestras hermanas” en todo el país y en otras partes del mundo. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación