La crisis económica que va de la mano de la pandemia no tardará mucho en dejarse ver en todos los sectores, aunque ya se ha hecho visible en los más vulnerables. Los rebrotes, en parte, también pueden ser causados por el porcentaje de trabajo informal que, poniendo desafortunadamente en riesgo la salud de la misma persona, se lleva a cabo para sacar adelante a muchas familias desfavorecidas. 

Para ello son importantes los estudios que analicen y ofrezcan alternativas que mejoren las condiciones laborales de la población trabajadora. En el artículo Evaluating working conditions in the informal economy: Evidence from the 2015 European Working Conditions Survey [Evaluación de las condiciones de trabajo en la economía informal: evidencia de la Encuesta Europea de Condiciones de Trabajo de 2015], se indaga sobre la diferencia que se da entre la economía informal y la formal, poniendo un enfoque en la poca evidencia empírica que hay en poder visualizar que las condiciones de trabajo son inferiores en la informal. Para llevar a cabo esta investigación, se han analizado los datos de la encuesta europea de condiciones de trabajo de 2015 que evidencia el hecho antes comentado, pero también detallando qué condiciones de la economía informal crean mejores condiciones que la formal, entre otros aspectos. 

Entre sus conclusiones podemos encontrar (1) que las condiciones de trabajo informal son peores que las del formal en cuanto a factores como entorno físico del trabajo, la capacidad de usar las habilidades cognitivas, la formación, las perspectivas de futuro y la percepción de seguridad laboral. Por el otro lado, el estudio sacó a luz (2) que no hay diferencias significativas entre lo informal y lo formal en cuanto a la duración y la participación en la organización de trabajo, entre otras cuestiones. En cuanto a las condiciones de trabajo informal que son mejores que en el formal, (3) se encontró que quienes tienen empleos informales trabajan con más autonomía, tienen más flexibilidad para organizar su tiempo de trabajo y también tienen más libertad para tomar decisiones.

Lo interesante del estudio no es que se apueste por el trabajo formal o por el informal, sino que se puede aprender de lo bueno que ofrece cada una de las opciones, hacer que las condiciones de trabajo formal sean las mejores y que todas las personas opten por un trabajo legal que mejore sus vidas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación