Carol Shaw. Wikipedia

A pesar de que las mujeres jueguen a los videojuegos tanto como los hombres, según datos de la Entertainment Software Association solo una minoría de ellas los crean. En concreto, un 17% de  quienes crean de videojuegos son mujeres. Sin embargo, la incorporación de mujeres en la creación de videojuegos se remonta a décadas atrás, alrededor de los años 70, con Carol Shaw como primera mujer diseñadora de videojuegos profesional.

Licenciada en Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación en la Universidad de Berkeley,  antes de terminar el Máster en Ciencias de la Computación fue contratada por la empresa Atari para hacer programación, a pesar de no haber diseñado videojuegos nunca. Y es que, pese a la falta de experiencia en la creación de videojuegos, sí tenía experiencia en programación y en lenguaje ensamblador, y siempre fue muy buena en matemáticas. Una vez en Atari, se convirtió en la única mujer diseñadora de videojuegos de la empresa y en la primera en todo el mundo. Tras trabajar durante unos pocos años en Atari y después en otra empresa, se unió a Activision, creada por un grupo de personal extrabajador de Atari. En esta nueva empresa es donde Shaw creó el emblemático videojuego River Raid, el de mayor éxito de su carrera. Resultó un videojuego muy innovador ya que introdujo elementos como el movimiento en los cuatro lados de la pantalla o cambios en la velocidad del vuelo, entre otros.

Vale la pena que las niñas conozcan el trabajo de mujeres pioneras como Carol Shaw, la primera desarrolladora reconocida de la historia, para mostrarles que los sueños son posibles y que, con trabajo y esfuerzo, se pueden hacer realidad.

Si quieres, puedes escribir tu aportación