Las enfermeras de la India y el personal médico que están tratando a las personas infectadas por el coronavirus afirman estar enfrentándose a condiciones degradantes personalmente al verse obligadas a trabajar horas extras en los hospitales, con mucho riesgo de contagio, incluso cuando afrontan problemas adicionales como la falta de transporte y los recortes salariales cuando se van.

Enfermeras que se encuentran en embarazo o lactancia manifiestan tener que trabajar horas por encima de lo reglamentario. Por ello han redactado una carta con los 12 “problemas más apremiantes” que enfrentan las trabajadoras de la salud, incluyendo enfermeras y personal médico, de acuerdo con la Asociación de Enfermeras Unidas (UNA).

Según afirman en su manifiesto publicado por huffingtonpost, la evidencia actual sugiere que el virus que causa COVID-19 se transmite entre las personas a través del contacto cercano y las gotas. Las personas con mayor riesgo de contraer la enfermedad son aquellas que están en contacto o atienden a pacientes con COVID-19, lo cual, inevitablemente, coloca a las trabajadoras de la salud en alto riesgo de infección. 

Si bien pacientes y personal de cuidados sufren debido a la falta de información e instalaciones, las personas trabajadoras de la salud con exceso de trabajo están luchando para hacer frente al aumento de la afluencia, que está afectando gravemente su salud mental y física.

La solicitud de UNA se presentó en la Corte Suprema con respecto a la “mala administración y el estado lamentable” de los hospitales del gobierno en Delhi. Gracias a los medios de comunicación, la Corte Suprema asumió el caso sobre la base de informes de los medios, particularmente uno que mostró “escenas horribles” en hospitales. 

Gracias a las enfermeras el tribunal solicitó al gobierno de Narendra Modi, así como a los estados de Delhi, Maharashtra, Tamil Nadu y Gujarat y al hospital LNJP, que presenten declaraciones juradas que expliquen las “medidas correctivas” que estaban abordando para atender las preocupaciones de pacientes.

Las medidas que reclaman las enfermeras incluyen la disponibilidad de equipos de protección personal (EPP) de buena calidad y adecuados suministros de comidas nutritivas, alojamiento idóneo cerca de los hospitales, suministro de instalaciones de transporte convenientes y rápidas, formation en prevención y control de infecciones, pago de salarios a tiempo y sin deducción de salarios del personal sanitario si se infecta por el coronavirus durante su trabajo.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación