Ana Buldajón, presidenta de la FEDEPE

En la cumbre celebrada hace unos días, las empresarias y directivas de la FEDEPE anunciaron su implicación para que no haya retrocesos en los derechos de las mujeres y que la nueva economía se escriba en femenino. Asímismo denunciaron la poca efectividad de los créditos ICO y la necesaria superación de la burocratización que impide acceder a estas ayudas.

La FEDEPE está formada por asociaciones que representan a  26.000 empresarias y directivas de toda España, y es claramente una voz a incluir en la gestión de la crisis actual. 

La actual presidenta, Ana Bujaldón, convocó esta cumbre dada la gravedad del impacto que está teniendo en el sector, y para aunar fuerzas y analizar conjuntamente las estrategias necesarias a reclamar para paliar los efectos negativos.  Una de sus declaraciones tras la reunión ha sido  “hay que resistir y reinventarse. Las empresarias y las directivas debemos tener un papel importante cuando recuperemos la normalidad”. 

La presidenta de FEDEPE, Ana Bujaldón, señaló que la mayor parte de la fuerza laboral de la mujer ha estado siempre en sanidad, cuidado y limpieza en sectores que curiosamente se consideraban marginales y ahora se han convertido en esenciales y “estoy segura de que lo seguirán siendo a futuro “.

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación