Las generaciones de mujeres que vivieron su infancia o adolescencia durante la Segunda Guerra Mundial o la Guerra Civil española siguen hoy estando presentes de muy diferentes maneras. Algunas se encargan de continuar regalándonos, con sus palabras y miradas, infinitas historias de ilusión… y muchos consejos. Otras lo hacen a través de los recuerdos que nos han dejado y que aprendemos a mantener vivos para que la historia no borre sus palabras. Son mujeres que entregan su vida a los demás, muchas vieron a sus hijas e hijos crecer, a veces les despidieron cuando esas hijas e hijos marcharon a otras regiones, sin dejar de cuidarles nunca. 

Existe muchísima investigación realizada desde diferentes disciplinas que pone en valor el papel de esas mujeres, tanto en el contexto europeo como en diferentes partes del mundo. Algunas de las contribuciones destacan el rol que han tenido en la transmisión oral o en la mejora de la supervivencia infantil. En este sentido, la revista Social Service Review publicó “The history of grandmothers in the African-American community”, artículo que examina el papel de las abuelas en la comunidad afroamericana, y sugiere que fueron fundamentales para la supervivencia económica de sus familias, proveedoras de medicina doméstica y fuente de historias y narraciones orales que ayudaron a sus nietos a resistir la opresión de la sociedad en general. También la revista Evolution and Human Behavior, en el artículo “Who keeps children alive? A review of the effects of kin on child survival”, pone el foco en estas mujeres, evidenciando y concluyendo que tienden a mejorar la supervivencia infantil. 

A pesar de las evidencias, algunas autoproclamadas “feministas” han despreciado el saber y coherencia de esas mujeres, tratándolas de “reprimidas” y relegándolas a un segundo plano. Tratar de imponer ese desprecio es intentar coartar la libertad de quienes homenajeamos a esas luchadoras que hoy, en plena pandemia COVID-19, siguen demostrando al mundo que son necesarias. Gracias a ellas, el saber acumulado durante siglos pervivirá en muchas generaciones futuras.

Secciones: Culturas subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación