Es una realidad muy inquietante que mientras la tecnología ofrece increíbles posibilidades a nuestras sociedades, nunca antes ha sido tan fácil para que quienes quieren explotar sexualmente a la infancia contacten con víctimas potenciales de todo el mundo, compartan imágenes de sus abusos y capten a otros para cometer crímenes horribles. La tecnología está proporcionando a los agresores unos niveles de acceso sin precedentes y una confidencialidad creciente para abusar de la infancia a gran escala.

El enorme volumen de material existente es casi inconcebible. Decenas de miles de víctimas que aparecen en estos materiales no están aún identificadas y pueden estar en riesgo. La Comisión Europea informa de que ya en 2005 se estimaba que había un millón de imágenes en internet y se están añadiendo cada año 50.000 imágenes nuevas, más del 70% pertenecen a niñas y niños menores de 10 años. Y estas imágenes no desaparecen nunca. Los niños y niñas que han sido identificadas y rescatadas hace años, aún tienen que afrontar el hecho de que estos abusos continúan libremente disponibles para cualquiera que quiera verlos, esta es la manera en que la infancia es revictimizada una y mil veces. Las evidencias muestran que la explotación sexual en internet está dañando muy profundamente a las víctimas, generando secuelas muy duraderas de vergüenza, odio, humillación e impotencia que afectan muy seriamente a su desarrollo.

The WePROTECT Global Alliance to End Child Sexual Exploitation Online es un movimiento mundial multiprofesional dedicado a la acción nacional y global que moviliza a las personas comprometidas y responsables de proteger a la infancia de la explotación sexual online, independientemente del lugar del mundo en el que vivan. Resultante de combinar dos grandes iniciativas -la Alianza Global liderada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y la Comisión Europea, y WePROTECT liderada por el Reino Unido- cuenta hoy con la participación de 84 países miembros junto con las principales organizaciones internacionales, 24 nombres de los más prestigiosos en la industria de la tecnología de ámbito global y 20 organizaciones líderes de la sociedad civil. Los miembros de estas iniciativas han firmado el ambicioso compromiso de erradicar la explotación sexual infantil online y están trabajando para conseguir identificar a las víctimas y asegurar que reciben apoyo, asistencia y protección; investigar los casos de explotación y perseguir a los agresores; sensibilizar a la población de los riesgos que encierra el uso de internet para las niñas y los niños, incluyendo la autoproducción de imágenes; y reducir la accesibilidad a la pornografía infantil y la revictimización de la infancia por este medio.

El primer informe integral de evaluación del riesgo que publicó WePROTECT en 2015, ya revelaba entre otros muchos hallazgos, que la mayoría de los y las adolescentes a quienes les gusta fotografiarse y grabarse para divertirse o excitar a sus parejas, no saben que es un crimen y piensan que es un juego inocente; también hay quienes lo hacen para conseguir dinero vendiendo o subiendo estos vídeos a internet. Ese mismo año, en la Cumbre celebrada en Abu-Dhabi, gobiernos y organizaciones acordaron establecer y difundir en sus propios países una respuesta nacional a la explotación sexual de la infancia en internet guiada por el Modelo Nacional de Respuesta (MNR) que ayuda a los países a establecer, desarrollar y evaluar medidas coordinadas; detectar carencias y priorizar esfuerzos. Y más recientemente, en diciembre de 2019, WePROTECT Global Alliance celebró otra cumbre global en Etiopía en colaboración con la Unión Africana y el Gobierno del Reino Unido en la que se establecieron entre otros, los objetivos de mejorar la comprensión de este fenómeno entre los más altos cargos de los gobiernos, empresas de tecnología y organizaciones de la sociedad civil; incorporar las voces de la infancia, incluyendo a las y los supervivientes para que sean escuchadas por las y los responsables en la toma de decisiones políticas; e intercambiar experiencias, buenas prácticas y avances positivos entre los miembros fortaleciendo la solidaridad dentro de la Alianza.

WePROTECT nos insta a actuar juntos y ahora aplicando una Respuesta Estratégica Global a la Explotación Sexual y el Abuso de Menores online –The WePROTECT Global Alliance Strategy que pretende transformar la manera en que se está gestionando este crimen mundialmente. No se puede mantener una postura pasiva ni se puede actuar de manera aislada. Este es un fenómeno que ningún país puede superar por sí mismo. La tecnología moderna permite a los criminales mover rápidamente imágenes, vídeos y contactos entre jurisdicciones, aprovechando vacíos legales y el anonimato que ofrece la red. Es esencial la cooperación internacional si queremos salvar a las víctimas. 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Secciones: subportada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 3 =