Créditos - Web Ralliance

El acoso sexual, las conductas ofensivas y el abuso son problemas muy extendidos en nuestra sociedad que requieren liderazgo y acciones valientes para combatirlos. 

RALIANCE es una asociación estadounidense que se ha propuesto como lema y objetivo fundamental “Erradicar la violencia sexual en una generación”. Este lema representa la urgencia, el coraje y la determinación de integrar un conjunto de estrategias efectivas de prevención en diversos organismos y comunidades.

Un equipo de personas procedentes de muy diversos ámbitos, combina décadas de experiencia y recursos de las tres organizaciones principales que trabajan para la prevención de la violencia sexual como una fuerza única y unificada a nivel nacional: el Centro Nacional de Recursos para la Violencia Sexual (NSVRC), la Alianza Nacional para Erradicar la Violencia Sexual (NAESV) y la Coalición de California Contra la Agresión Sexual (CALCASA). 

En colaboración con una gran variedad de organizaciones, cada día ayudan a sus líderes a crear espacios seguros y comunidades fuertes avanzando en la investigación, influyendo en las políticas y apoyando programas innovadores. Sus principios y valores fundamentales son la valentía; la aplicación de estrategias probadas de prevención; un enfoque inclusivo y comunitario centrado en las supervivientes; y el énfasis en el liderazgo, sostenibilidad y transparencia.

RALIANCE promueve soluciones en diferentes ámbitos como el empresarial, deportivo, político, juventud o medios de comunicación. En el ámbito empresarial RALIANCE Business es el centro de recursos que proporciona a las compañías y organizaciones un enfoque integral basado en datos para abordar y eliminar cualquier conducta sexual ofensiva, o cualquier forma de acoso o agresión sexual en los centros de trabajo y durante las operaciones comerciales. Mediante sus servicios de asesoramiento, revisión de políticas y procedimientos, formación y acreditación, entidades públicas y privadas de todos los sectores reciben ayuda personalizada, herramientas y orientaciones para aprovechar sus fortalezas y transformar su cultura mediante un plan de acción adaptado a cada organización. La única condición es el compromiso sincero de crear un centro de trabajo más seguro, respetuoso e igualitario.

El primer paso para encontrar soluciones es entender la magnitud del problema y los factores que contribuyen a perpetuarlo. En este sentido, un grupo de personas expertas ha desarrollado un riguroso catálogo para ayudar a las compañías a evaluar mejor los incidentes que ocurren dentro de sus organizaciones.

Algunas de las recomendaciones que podemos encontrar en este documento dan pautas sobre cómo mantener una actitud bystander en caso de ser testigo de una situación de acoso sexual de cualquier índole y sobre cómo colaborar en ayudar a controlar o evitar un posible daño; son las siguientes;

  • Recuerde a las y los compañeros que todas las personas tenemos la responsabilidad de interrumpir situaciones potencialmente problemáticas, por ejemplo, preguntando a la posible víctima si está bien o si necesita ayuda. 
  • Frente a este tipo de situaciones, mejor y más seguro si no se actúa sólo o sola. 
  • O si está soportando un comportamiento inaceptable, es muy posible que haya más personas en su situación pero, si se calla, nunca lo sabrá, cuénteselo cuanto antes a una persona de su confianza.

La mejora cultural empieza con la educación y es importante proporcionar formación a cargos directivos, ejecutivos, empleados y empleadas para abordar las causas en que radican los conflictos. Seguidamente se elabora una hoja de ruta con soluciones y estrategias concretas para avanzar en la prevención de la violencia sexual y en la respuesta a las víctimas en todos los procedimientos empresariales. 

No se trata de un plan de respuesta a los incidentes, sino de prevención para pararlos antes de que ocurran. El sistema de acreditaciones que se está desarrollando servirá de referencia para el reconocimiento público del esfuerzo y el compromiso corporativo en la prevención de la violencia sexual.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación