Indian Law Resource Center

Desde 1999 los suicidios en Estados Unidos han aumentado un 33%, pero cuando se trata de las personas americanas nativas, las cifras han crecido aún más: un 71% en el caso de los hombres, y un 139% en cuanto a mujeres. Según un informe llevado a cabo por la CDC en 2018, las tasas de suicidio entre indios americanos no hispánicos y nativos de Alaska son 3,5 veces mayores que los de los grupos raciales y étnicos con menos suicidios.

Según algunos expertos, algunas de las causas de esta situación podrían ser la pobreza, el abuso de sustancias, el desempleo o el aislamiento geográfico que sufren estas personas. Por consecuencia de esto último, acceder a servicios de salud mental les es más difícil.

En el caso de las mujeres, hay datos que muestran que las mujeres nativas de Alaska y las indias americanas sufren más violencia que otras mujeres de EE.UU. Un 85% de ellas experimenta violencia a lo largo de sus vidas. Además, según el National Violence Resource Center, más de un tercio de las mujeres que han sufrido esta violencia contemplan el suicidio y un 13% ha intentado hacerlo.

Estos datos muestran que es importante incrementar la conciencia sobre la violencia y las consecuencias que puede tener en la vida de las personas, en este caso de las mujeres nativas americanas. Además, muestran que hay una gran necesidad de servicios para ayudar a las personas de este colectivo víctimas de crímenes.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación