Un nuevo recurso para prevenir situaciones conflictivas durante el ocio nocturno ha salido al mercado. Se trata de “Xantus”, una pulsera blanca, parecida a muchas de las cintas que permiten la entrada a los locales de ocio nocturno, que identifica rápidamente si la bebida que una está tomando ha sido o no alterada.

Según recoge euronews, con tan sólo una gota del líquido a comprobar colocada sobre la pulsera, se puede saber si la bebida contiene sustancias que pueden ser intencionadamente suministradas para incapacitar a una persona. Sus dos círculos verdes se tornan azules en caso de que la bebida haya sido adulterada.

Esta nueva herramienta, creada por Kim Eisenmann y Sven Häuser, supone un avance como estrategia de prevención ya que, no solo recuerda a la persona portadora el riesgo que puede correr y su capacidad para evitarlo sino que, además, evita que las personas con interés en poner estas sustancias lleven a cabo su intención al ver la pulsera en la muñeca.

Esta medida es especialmente relevante para evitar, además de robos, situaciones de acoso y agresión sexual a las mujeres que van a divertirse en los locales de ocio nocturno. Las agresiones sexuales realizadas bajo este tipo de sustancia son más difíciles de identificar puesto que las víctimas no recuerdan lo sucedido durante varias horas. Así lo afirmaron recientemente 6 jóvenes entre 17 y 20 años que habían sido víctimas en la capital guipuzcoana.

Según la sustancia utilizada, los síntomas pueden ser similares a una ingesta excesiva de alcohol como, por ejemplo, pérdida de memoria, náuseas y vómitos, por lo que muchas jóvenes no se atreven a denunciar por miedo o vergüenza. En algunos casos ni tan solo se atreven a comentárselo a sus padres.

Uno de los reportajes que visibiliza esta problemática y da voz a víctimas cuya voluntad  ha sido anulada es el programa de “30 minuts” “No recordo res” – “no recuerdo nada”- en el que, además de conocer la experiencia de las víctimas, se dan datos alarmantes: el 29% de violaciones atendidas en el Hospital Clínic en Barcelona lo son por sumisión química, y el 85% de los casos no son denunciados.

La pulsera Xantus ya está disponible en la tienda sanitaria alemana dm-drogerie markt, y se puede consultar más información sobre el producto en este enlace.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación