CICFEM. Foto: Montse Cecilia

Ayer se inició la Primera Edición del Congreso Internacional de Ciencia, Feminismo y Masculinidades (CICFEM) celebrado en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV)  cuya duración termina hoy mismo.

El I Congreso Internacional CICFEM tiene como objetivo profundizar y aportar evidencias científicas sobre feminismo y masculinidades, además de visibilizar  las aportaciones que las mujeres están haciendo para mejorar la sociedad siguiendo las líneas de trabajo marcadas por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para la Estrategia 2030. Dicho Desarrollo Sostenible incluye finalizar con la pobreza, fomentar una educación de calidad, asegurar el trabajo decente así como el crecimiento económico, garantizar la sostenibilidad y, por supuesto, teniendo en cuenta los principios de igualdad de género y las nuevas masculinidades alternativas, afrontar las brechas de género y, sobre todo, la violencia de género hacia las mujeres.

Durante estos dos días de duración del Congreso, participan personas del ámbito de la investigación nacional e internacional y se exponen temas tales como el peligro de la ocultación de evidencias científicas – puesto que supone fomentar la violencia de género y el patriarcado-, la participación de mujeres en las ciencias biomédicas, etc. Entre las participantes destacan Rosa Puchades, Vicerrectora de Responsabilidad Social y Cooperación Internacional de la UPV, Alejandra Boni Aristizabal, Subdirectora del Instituto de Gestión de la Innovación y del Conocimiento – INGENIO (CSIC-UPV) y Teresa Sordé, Presidenta AUCFEM, Asociación Universitaria Ciencia, Femeninismo y Masculinidades.

Otras cuestiones abordadas son la exposición de revistas de la literatura científica internacional – Géneros, Masculinities and Social Change, Citecma-, la educación transformadora, el ecofeminismo, las tertulias dialógicas, etc.

Con la colaboración de múltiples evidencias científicas para la transformación social, el objetivo principal es abordar y debatir dichas temáticas conjuntamente para poder establecer un impacto positivo de todas ellas, no solamente para establecerlo en la sociedad, sino para seguir animando a jóvenes investigadoras e investigadores a participar de esta mejora social; es decir, a ser agentes de cambio. Eso sí, siempre haciendo hincapié en la lucha contra la violencia de género, el acoso sexual directo y el acoso sexual de segundo orden.

Secciones: _noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación