¿Cuáles son los escenarios futuros con relación a la generación y disposición global de residuos plásticos? El objetivo 12 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, “Consumo y producción sostenible”, apunta a fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía, la construcción de infraestructuras que no dañen el medio ambiente, la mejora del acceso a los servicios básicos y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales.

En esta línea, los investigadores Laurent Lebreton y Anthony Andrady de la Ocean Cleanup Foundation, en Rotterdamm, han estudiado las proyecciones y tendencias globales de lo que llaman “residuos plásticos mal administrados” o “MPW” (en sus siglas en inglés mismanaged plastic waste). Los resultados de este estudio han sido publicados en la revista Palgrave Communications en el artículo Future scenarios of global plastic waste generation and disposal”. Los autores han utilizado datos obtenidos a nivel de país sobre la gestión de residuos combinándolos con datos sobre las distribuciones y proyecciones a largo plazo de la población y el producto interior bruto (PIB).

En general, los plásticos en el ecosistema global se distribuyen entre tres fracciones: plásticos en uso, residuos plásticos gestionados por el consumidor y una fracción de residuos plásticos mal administrados (MPW), que incluye basura urbana. Los plásticos relacionados con el embalaje tienen una fase de uso particularmente corta y, por lo tanto, predominan en los residuos plásticos utilizados a nivel municipal y, por consiguiente, en los residuos mal administrados. Además de la basura urbana, los residuos mal administrados también incluyen residuos inadecuadamente contenidos, como los vertederos abiertos, transportables a través del viento. Advierten Lebreton y Andrady que, siguiendo la tasa actual de crecimiento, se estima que la producción de plásticos se duplique en los próximos 20 años. El éxito de los plásticos se explica porque no se ha encontrado aún otro material con sus características y atractivo, especialmente cuando se usa en el embalaje o la construcción. Según las estimaciones del Foro Económico Mundial (2016), en 2050 la fabricación y el procesamiento de plásticos puede representar hasta el 20% del petróleo consumido a nivel mundial y el 15% del presupuesto anual de emisiones de carbono.

Los resultados de esta investigación estiman que en 2015 se produjeron entre 60 y 99 millones de toneladas métricas (Mt) de MPW a nivel mundial. Según estas estimaciones, esta cifra podría triplicarse llegando a 155–265 Mt y−1 en 2060. Especialmente alarmantes son las predicciones sobre MPW para África y Asia: China e India son los países que actualmente contribuyen a más de un tercio de la generación mundial de MPW. Según estas proyecciones y teniendo en cuenta el desarrollo del comercio internacional, se espera que la demanda de plástico por parte de los consumidores aumente dramáticamente en estos dos países. Según el Banco Mundial, en China y en India actualmente el 70% y el 85% de los residuos municipales se gestionan de forma incorrecta. Otro dato revelado por el estudio es que el 91% de MPW se transporta a través de cuencas de más de 100 km2, lo que sugiere que los ríos son las vías principales para abocar la basura plástica en los océanos.

Pero esto se puede revertir. Todas las opciones pasan por desarrollar y asegurar el cumplimiento de acuerdos internacionales serios. Ejemplo de ello serían los acuerdos centrados en medidas antidumping de los residuos en los países en desarrollo, la implementación de mejores arquitecturas de reciclaje, o la estandarización de tecnologías para evitar el escape de microplásticos de fuentes terrestres hacia los océanos.

Secciones: Evidencias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación