La investigación llevada a cabo hasta nuestros días, ha demostrado que en el cerebro se crean patrones reveladores de actividad cada vez que hablamos e incluso cuando nos imaginamos hablar. También es posible reconocer estas señales monitorizando la actividad de nuestro cerebro cuando escuchamos o imaginamos escuchar. Gracias a las últimas tecnologías avanzadas, se ha podido abrir un nuevo mundo para que se puedan registrar y decodificar patrones en nuestro cerebro, nuestros pensamientos se pueden traducir en palabras cuando las personas hayan perdido la capacidad del habla.

En el artículo Towards reconstructing intelligible speech from the human auditory cortex [Hacia la reconstrucción del habla inteligible desde la corteza auditiva humana], publicado recientemente por el equipo investigador de la Universidad de Columbia (EE. UU.), se explica cómo el sistema creado traduce el pensamiento en un discurso inteligible y reconocible. El método parece simple: se monitorea la actividad cerebral de la/el paciente y, gracias a la tecnología que combina los sintetizadores de voz con la inteligencia artificial, un ordenador reconstruye sus palabras.

En un futuro, aunque parezca ciencia ficción, esta técnica podría hacer que nuestros cerebros se comuniquen directamente con los ordenadores. Otro logro que se podría asociar con este avance es que las personas con ELA (esclerosis lateral amiotrófica), la parálisis muscular progresiva que padecía el científico Stephen Hawking, o las que se recuperen de un derrame cerebral, podrían volver a comunicarse con sus amistades, familia y el mundo que nos rodea.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación