Silicon Valley es una zona de California (EE. UU.) conocida mundialmente por ser un núcleo de empresas tecnológicas, tanto grandes compañías como start-ups. Entre las empresas más conocidas están Google, Facebook, Netflix o eBay. La gran parte de los empresarios que reciben financiación son hombres blancos, cuyos nombres son conocidos y que históricamente hayan sido exitosos en los negocios. 

USAToday recoge algunas de las iniciativas lideradas por las mujeres negras que están teniendo mucho éxito, a pesar de las reticencias del sector y de la opinión pública prejuiciosa acerca de la mujer y las tecnologías.

Julia Collins es la fundadora de Zume Pizza, una compañía que utiliza la tecnología para crear comida de más calidad, cuidando del medioambiente. Julia se graduó en la Universidad de Harvard como especialista en ingeniería biomédica.

Jessie Woolley-Wilson es la fundadora de DreamBox Learning, una compañía que proporciona a cada niño y niña una experiencia inclusiva de aprendizaje innovadora y transformadora. Jessie fue nombrada por la revista Forbes como una de las 15 personas con impacto en la educación infantil en 2012.

Phaedra Ellis-Lamkins es la fundadora de Promise, una empresa que lucha por los derechos de las personas negras en situación de vulnerabilidad, que han sido encarceladas injustamente.

Melissa Hanna es la co-fundadora de Mahmee, empresa que trabaja con sistemas de salud y compañías de seguros para que las mujeres accedan a la atención de maternidad.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación