Ayer la Comisión Europea presentó el Reflection Paper Towards a Sustainable Europe by 2030”, sin menoscabar el esfuerzo y la aportación relevante que se ha realizado en este documento, sí llama la atención que no se haya incidido o reflexionado con mayor profundidad sobre cómo contribuir a la superación del acoso sexual en Europa, siendo uno de los ejes principales del objetivo de desarrollo sostenible de igualdad de género.

Y los datos son contundentes, según cita el mismo documento en la página 80 “una de cada tres mujeres en Europa ha sufrido violencia física y/o sexual desde los 15 años”.

La contribución se basa en recalcar la importancia de los esfuerzos de todos los actores en todos lo niveles desde el hogar hasta las instituciones de Europa, pero finalizando que en gran parte depende de los valores culturales y éticos.

Pero como se sabe desde la comunidad científica internacional, la superación del acoso sexual no depende únicamente de los esfuerzos, ni de los valores, sino que depende más de la aplicación de actuaciones de éxito en la prevención del acoso sexual. Invertir en acciones que no dan resultado, ahondan el problema, y lo que necesitamos más que nunca como sociedad es aplicar acciones que realmente garanticen la erradicación de esta problemática que afecta a tantas mujeres de diferentes edades en Europa.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación