Julen lleva una semana  en el pozo y desde entonces el operativo responsable está trabajando sin descanso para llegar a él. El pueblo de Totalán (Málaga) está volcado con la familia y el equipo de trabajo. Si las condiciones meteorológicas lo permiten, es probable que lleguen a él en cuestión de horas, aunque las tareas de adentrarse en el pozo se complican por momentos, según indican las informaciones oficiales.

Este fatal accidente ha puesto en debate la necesidad de asegurar el acceso al agua en todas las poblaciones para evitar la creación de pozos ilegales como aquel en el que cayó Julen. No es el único que existe en la zona y lo peligroso es que no están debidamente sellados  y, por tanto, implican un riesgo de caída, como ha sido el caso de Julen.

Según el operativo existe la esperanza de encontrar al niño con vida y por eso son claves las próximas horas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación