Claudia Umpiérrez

La árbitra uruguaya Claudia Umpiérrez tiene claro el camino que la ha llevado a lo más alto de su profesión y se siente encantada de que cada vez más mujeres sigan superando las barreras que se encuentran y consigan llegar a árbitras, según informa EFE .

Aunque en su casa se respiraba fútbol y ella lo practicaba de pequeña, Claudia no se planteó nunca seguir los pasos de su familia y dedicarse profesionalmente al mundo del deporte. A los 16 años decidió inscribirse a un curso de arbitraje junto con su tía, pero no llegó a realizarlo porque todavía era menor de edad.

En 2003, mientras estudiaba abogacía, consiguió inscribirse al curso de árbitra y pese a que sus motivos iniciales eran poder ayudar en casa y mantenerse económicamente, justo al terminar el curso empezó a arbitrar en partidos juveniles femeninos. A partir de ahí siguió subiendo categoría tras categoría y desde 2016 arbitra en la primera división de Uruguay, siendo la primera mujer del país en conseguirlo.

Umpiérrez valora este paso por las categorías del fútbol uruguayo, tanto femeninas como masculinas, como una etapa de muchos cambios y maduración en la que ha ganado experiencia a través de “heridas de guerra, de batallas de repente ganadas y otras perdidas”.

Pero Claudia quería seguir avanzando y en 2010 se convirtió en árbitro internacional, lo que la llevó a pitar en el Mundial de 2015 en Canadá. Ahora, cuando faltan cinco meses para la Copa del Mundo femenina que se celebrará en Francia, recibe la noticia de su convocatoria con mucha ilusión, como un sueño maravilloso, que espera poder compartir con sus padres, esposo e hija.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación