Desde que en octubre de 2017 se inició el movimiento #Metoo a partir de las acusaciones públicas contra Harvey Weinstein, ha habido muchos impactos positivos. Entre ellos el aumento de búsquedas en Google de personas que buscan tener una mayor y mejor información del acoso sexual y su prevención. 

El movimiento #Metoo ha hecho que muchas mujeres sacaran a la luz a través de las redes sociales situaciones de acoso sexual que habían vivido o estaban viviendo. Pero también, como confirma el estudio realizado por Jama Internal Medicine, ha contribuido a un cambio en la mentalidad sobre esta situación. Se ha monitorizado el volumen de búsquedas en Google sobre temas relacionados con el acoso sexual desde el 1 de enero de 2010 al 15 de junio de 2018. En los últimos 8 meses de estudio se detectaron entre 40 y 54 millones de búsquedas relacionadas con el acoso sexual en Estados Unidos. Esto supuso un 86% más durante esos ochos meses de lo que hubiera sido sin el movimiento #Metoo. A su vez, las búsquedas para formarse o saber cómo prevenir el acoso sexual o la agresión fueron  un 51% más altas de lo esperado.

Este estudio supone que el hecho de que exista un movimiento como #Metoo y el impacto que ha tenido, puede haber reducido el estigma existente a la hora de informarse o dialogar sobre situaciones de acoso sexual. Esto, a su vez, puede tener un impacto en la vida de muchas personas que podrán prevenir o identificar situaciones de acoso sexual, e incluso contribuir a cambios en los entornos de trabajo.

Google ofrece la visualización de una forma innovadora, como se puede comprobar en el cuadro de arriba, o si se prefiere se puede consultar directamente en el Metoo Rising – Google Trends.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación