La revista científica Science ha hecho una balance de cuáles han sido los avances científicos más relevantes del año. Este 2018 han destacado las técnicas de secuenciación de ARN, el descubrimiento de un cráter de 31 km de diámetro en Groenlandia, el hallazgo de la hija de una neandertal y un denisovano, o Dickinsonia, el primer animal que se conoce que habitó la Tierra, entre otros. Otro de los más relevantes avances es el informe realizado por las Academias Nacionales de Estados Unidos de Ciencias, Ingeniería y Medicina sobre la situación actual del acoso sexual en el ámbito científico.

El estudio Sexual Harassment of Women: Climate, Culture, and Consequences in Academic Sciences, Engineering, and Medicine – Acoso sexual de las mujeres: clima, cultura y consecuencias en las ciencias académicas, la ingeniería y la medicina- evidencia el acoso sexual sufrido por mujeres que estudian o trabajan en el campo científico. Además, ahonda en el grado de influencia que tiene sobre el reclutamiento, la permanencia y el avance profesional de las mujeres. Los resultados que derivan son demoledores para las mujeres: el 50%del profesorado femenino en dos grandes universidades han sufrido acosos sexual mientras que entre 20 y el 50% del alumnado ha sufrido acciones sexistas, tanto verbales como no verbales en función de la disciplina y el curso.

Este informe, supervisado por el Comité de Mujeres en Ciencias, Ingeniería y Medicina (CWSEM), destaca movimientos sociales como el #MeTooSTEM, fundado por entidades que han desarrollado políticas para erradicar el acoso sexual como la Fundación Nacional de Ciencias de Virginia (EE UU), la cual obliga a informar si alguno de sus trabajadores está bajo investigación por acoso sexual. Además, alienta a todas las entidades e instituciones implicadas a tomar acciones para la prevención del acoso sexual hacia cualquier mujer en cualquier entorno de aprendizaje y trabajo.

Secciones: Noticias subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación