El próximo 2019 se presenta lleno de retos para el mundo de Internet que implican la participación de varios factores para un correcto funcionamiento que vele por la seguridad de sus usuarios y usuarias. Asimismo, también se presentan nuevas propuestas que contribuyan a la mejora social mediante herramientas que la tecnología nos puede proporcionar. Veamos algunas de las tendencias que se presentan.

  • Responsabilidad Social Corporativa de las marcas. Uno de los retos para el próximo año es que las marcas dejen de verse como algo neutral por los y las consumidoras y hagan especial hincapié en tener un papel dentro del activismo social. Tras la polémica de la campaña #NoPalmOilChristmas de Islandia, en la que se prohibió la emisión de un anuncio en televisión en la que se reivindicaba el no usar aceite de palma por sus consecuencias negativas, las redes sociales se volvieron virales acerca del tema. En ese punto, las marcas y empresas se plantearon su papel en la Responsabilidad Social Corporativa y la influencia que tienen en la ciudadanía. Por ello, una de las tendencias será que contribuyan a posicionarse frente a temas de gran importancia que afectan a la sociedad, como lo son el cambio climático, el control de armas, y otros problemas políticos y sociales.
  • El uso correcto de la información de los datos. Tras haberse presentado diversos problemas con los datos de usuarios y usuarias en varias plataformas, una de las tendencias que se presentan para el próximo año es que las empresas y plataformas tomarán mayor conciencia acerca de la importancia de la seguridad de los datos y los posibles peligros que puede presentar una mala gestión. Tanto las empresas y sus marcas como las plataformas deberán tener en cuenta la Regulación General de la  Protección de Datos establecida por la Unión Europea en 2016.
  • Para las empresas, el uso de dichos datos también podrían servirles para hacer un uso más maduro y contemplar distintas formas de comportamiento en cuanto a inversión. El control y la administración de dichos datos de forma efectiva y segura es otro de los objetivos que seguirán las empresas.
  • El impacto de la Inteligencia Artificial (AI) en el marketing y las relaciones públicas. Los y las comunicadoras podrán hacer uso de la Inteligencia Artificial para manejar los datos y la información mediante soluciones prácticas. Aunque la Inteligencia Artificial aún está en desarrollo, algunos de estos usos que se podrían hacer con la AI es el reconocimiento de voz e, incluso, de imágenes y vídeos. De esta forma, la información y los datos se identificarían eficazmente.

Estas son algunas de las muchas tendencias que están por venir. En cualquier caso, seguimos construyendo el camino hacia la mejora.

Si quieres, puedes escribir tu aportación